7 Consejos para reducir la factura del agua

7 Consejos para reducir la factura del agua

El agua es un bien muy valioso y escaso que en muchas ocasiones malgastamos en nuestro día a día. Además en los últimos cinco años, el conjunto del recibo se ha incrementado un 25,5%, por eso hoy en Hogarlowcost.es queremos traeros unos consejos para ahorrar en la factura del agua.

Reducir la factura del agua

Deciros que hay muchas formas de combatir la subida constante del precio del agua de manera sencilla, eficiente y responsable. Os contamos algunas de ellas. Sí conocéis mas no dudéis en contárnoslas para compartirlas con todos los demás.

Economizadores de agua

Algo siempre útil y muy fácil de instalar en la grifería, son los dispositivos de ahorro como mangos ahorradores, interruptores o limitadores de caudal… con los que se llega a conseguir rebajar un 60% el gasto de agua y por consiguiente reportaros un ahorro en las facturas del agua y de la energía.

Si la grifería de vuestra casa es vieja y estáis pensando en cambiarla, la mejor opción son los monomando, que consumen entre 6 y 8 litros por minuto frente a los 10 litros de un grifo tradicional.

Para el inodoro

Con respecto al inodoro son muchos los trucos que se pueden aplicar para poder reducir el consumo de agua. El más importante es instalar una cisterna de doble carga. En la actualidad, la mayoría de los hogares ya emplea el sistema de doble pulsador, reduciéndose así el consumo de agua hasta en 3 litros por descarga. Si vuestro inodoro es un modelo antiguo, podeis convertirlo en ahorrador manteniendo la carcasa cerámica y cambiando el dispositivo interno universal por otro que economiza agua.

Otros de los trucos es colocar un limitador de descarga en el tubo del rebosadero (que funciona para que el agua no traspase un nivel) o sobre la válvula del descargador del inodoro. Y el más básico pero igual de efectivo es colocar una botella de plástico llena de agua en cada uno de los tanques de los inodoros. De esta forma, en cada descarga se usará menos agua.

Cuidado con el goteo

Algo muy importante es revisar que ningún grifo de la vivienda gotee; parece básico, pero ocurre más de lo que pensamos. Además, deberéis controlar que no haya pérdidas de agua en ninguna de las tuberías de los diversos circuitos. Tened en cuenta que una gota por segundo supone 30 litros al día y un incremento de la factura por un agua que no estáis consumiendo.

Sustituir electrodomésticos

Cuando vayáis a cambiar algunos de vuestros viejos electrodomésticos tened en cuenta que los de bajo consumo incorporan programas de ahorro de agua. Por ejemplo, una lavadora antigua gasta unos 80 litros en cada lavado, mientras que un modelo de bajo consumo sólo gasta unos 50.

Y por supuesto utilizar siempre la lavadora y el lavavajillas a plena carga y usar un programa adecuado en cada caso. ¡Cuidado con el lavado a mano! Porque se suele consumir hasta un 40% más de agua.

Regar las plantas

Si tenéis un pequeño jardín os recomendamos plantar vegetación autóctona, ya que consume menos agua al estar adaptada al clima y al suelo. Con respecto al riego tenéis varios trucos para ahorrar, uno de ellos es optar por un sistema de riego automático por goteo para lograr un mayor ahorro, pues gasta de 2 a 5 veces menos agua que un sistema por aspersión.

Otra truco es instalar un depósito para recoger el agua de lluvia que sale de los canalones (en casas, adosados, terrazas), para disponer de agua para regar las plantas. Es fácil, barato y muy efectivo.

Subcontaje

Seguro que muchos de vosotros no conocéis este truco. El subcontaje consiste en abrir el grifo de forma que salga un caudal mínimo que no se registre, ya que el contador, que funciona por inercia, no acaba de arrancar, y por tanto, no aparece el consumo en vuestra factura. Es ideal para llenar un cubo o una cazuela.

También podéis combinarlo con el ligero cierre de la llave de paso de vuestra vivienda, no apreciaréis la diferencia y ahorraréis diariamente una gran cantidad de agua.

Trucos de diario

En vuestro día a día podéis cambiar algunos hábitos de uso para que la factura del agua se reduzca drásticamente. Entre ellos os destacamos el uso de un vaso al lavaros los dientes en vez de dejar el grifo abierto. Los baños están genial, pero con la ducha ahorraréis una media de 150 litros de agua cada vez.

Llenad el lavabo sólo lo preciso para lavaros las manos, la cara, o afeitaros. Ahorraréis aproximadamente unos 12 litros de agua por minuto, una pasada ¿verdad?