7 Trucos para reducir la factura de la luz

7 Trucos para reducir la factura de la luz

Sabemos  que la electricidad, el agua y la vivienda representan los mayores  gastos de los hogares en España. Pero en invierno, sobre todo es el recibo de la energía el que se dispara debido a que tenemos menos horas de luz natural y al frío. Y sobre todo al incremento del precio del kilovatio de electricidad.

Por eso hoy en Hogarlowcost.es queremos daros 7 trucos para reducir la factura de la luz. Si los aplicáis seguro que notaréis una reducción del precio. Si conocéis más trucos podéis ponerlos en los comentarios para ahorrar todavía mas.

Trucos para ahorrar en la factura de la luz

Para muchos el ahorrar en la factura de la luz debe parecerte poco menos que una odisea. Las eléctricas no os lo ponen nada fácil, aunque hemos de deciros que siempre hay margen para el ahorro, por poco que sea. Aquí os dejamos unos trucos que os ayudarán a reducir al máximo lo que pagáis por la electricidad

Elegir correctamente la potencia contratada

Antes de nada debéis preguntaros ¿Sabéis lo que tienes contratado? ¿Es lo mejor para vuestras necesidades o estáis pagando por algo que no necesitáis? Es importante ajustar la potencia eléctrica contratada a vuestras necesidades, de lo contrario estaremos pagando de más. Con este pequeño gesto estaréis consiguiendo en la mayoría de los casos un pequeño ahorro pero constante a lo largo del tiempo. Si la reducción os hace cambiar de tarifa el ahorro sería mayor.

Adaptar la iluminación del hogar a cada momento y elegir la bombilla adecuada para cada zona

Debéis ahorrar en iluminación para ahorrar en la factura de la luz. El cambio de todos los puntos de luz puede ser caro por lo que es conveniente hacerlo poco a poco. En hogarlowcost.es os aconsejamos usar los Tubos fluorescentes para estancias donde se encienda la luz muchas horas (cocinas, despachos..) Las Bombillas de bajo consumo usan la misma tecnología de los tubos fluorescentes, sufren con el número de encendidos por lo que no son recomendables para habitaciones donde la luz se encienda o se apague con frecuencia. Las Bombillas LED no desprenden calor y ahorran mucho, son ideales en lugares donde encendéis y apagáis frecuentemente la luz. Su duración es muy larga lo que junto a su escaso consumo os permite amortizar la inversión de su compra.

No poner alimentos calientes dentro de la nevera

Un truco sencillo para ahorrar en la factura de la luz. Si ponéis alimentos calientes dentro de la nevera,  la temperatura del frigorífico sube e impedís que el resto de cosas se enfríen correctamente y al hacerlo aumentáis el consumo ya que el frigorífico buscará mantener la misma temperatura. Además cuando descongeléis los alimentos, no sacarlos fuera, pasarlos a la nevera, de esta forma el aparato aprovecha el frío que desprende el alimento.

Usar a temperatura adecuada la calefacción y aire acondicionado para ahorrar en la luz

La principal forma de ahorro es tener un termostato que mantenga la temperatura en un rango ideal. En invierno la temperatura idónea en los meses de frío es 20 grados y en verano 25 grados, bajar un grado más en invierno o subirla en verano os supondrá subir un 6-8% vuestro consumo energético. Lo ideal es poder invertir en sistemas de aislamiento, para evitar que el frío o el calor se pierdan. Si tenéis aire acondicionado desconectarlo unos 30 minutos antes de salir de casa. El frío residual será más que suficiente y vuestro cuerpo empezará a adaptarse a la temperatura exterior, evitando resfriados.

Utilizar los aparatos eléctricos sólo cuando los necesites

Según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), el gasto de electrodomésticos supone el 56% del consumo energético, unos 990 euros al año de media. Por ello, el uso eficiente del mismo os permitirá conseguir ahorros considerables. Por lo general lo de que un aparato gasta más al ponerlo en marcha que dejándolo encendido constantemente aunque a menor potencia es una leyenda urbana.

Un electrodoméstico con enormes puntas de gastos es la plancha, especialmente el gasto está en llegar a la temperatura máxima, por ello, conseguís un importante ahorro si plancháis grandes cantidades de ropa a la vez en lugar de distribuirlo en repetidas ocasiones. ¡Importante! y muy barato utilizar regletas para apagar completamente los aparatos y evitar el stand by. Las lavadoras/lavavajillas usarlos con programas a temperatura moderada, y el frigorífico/congelador, ajustarlo bien a 5ºC en el frigorífico y -18ºC para el congelador.

Programar el uso de ciertos electrodomésticos en los horarios más económicos para ahorrar 

Sabemos que es complicado pero si trasladáis el uso de algunos electrodomésticos a determinadas horas podréis conseguir ahorros muy importantes en la factura de la luz. Así por ejemplo, en los días laborables de invierno las horas punta, son las comprendidas entre las 08:00 y las 11:00 horas de la mañana y de las 18:00 a las 22:00 horas. Y en los días no laborables serían de las 13:00 a las 15:00 y de las 20:00 a las 23:00 horas. En el periodo de verano las horas se desplazan siendo en los días laborables de 11:00 a 14:00 y de 20:00 a 23:00 horas y en días no laborables de las 12:00 a las 16:00 y de las 23:00 a la 01:00 horas.

Consejos diarios baratos y sencillos para ahorrar en la factura de la luz

Además de lo anteriormente dicho podéis tener en cuenta en vuestro día a día ciertos hábitos de conducta que os servirán para reducir la temible factura de la luz.  Aprovechar la iluminación natural, utilizar colores claros en paredes y techos para aprovechar mejor la iluminación natural y reducir la artificial, no dejar luces encendidas en habitaciones que no estéis utilizando, mantener limpias las lámparas y las tulipas y en la medida de lo posible, adaptar la iluminación a vuestras necesidades y usar iluminación localizada con la que ahorraréis y consigues ambientes más confortables.

Pero el consejo más importante es procurar no usar a la vez electrodomésticos que consumen mucha potencia (plancha, aire acondicionado, lavavajillas, horno) Y pasaros  a una tarifa con discriminación horaria según vuestra forma de consumir.