Tipos de bombillas existentes en el mercado: Ventajas e inconvenientes

Tipos de bombillas existentes en el mercado: Ventajas e inconvenientes

¿Sabíais que según los tipos de bombillas que estéis utilizando en casa podríais consumir más o menos energía? Deciros que el 18% de la factura de la luz de los hogares se consume en iluminación eligiendo un tipo de alumbrado correcto para cada uso, podríais conseguir ahorrar entre un 20% y un 80% de energía. Suena bien ¿Verdad?

Además del aspecto económico, a la hora de iluminar vuestra casa es muy importante saber qué tipos de bombillas son las más convenientes. El ambiente y la decoración de una estancia es diferente en función de la iluminación que le deis: los colores de las paredes, los materiales y el diseño de los muebles cambian según la luz que reciben.

Factores para elegir una bombilla

Cuando vayáis a elegir una bombilla, antes que nada pensar que la mejor bombilla debe ser aquella que se adapte a vuestras necesidades y que al mismo tiempo os permita cierto ahorro económico. Llega a sorprender la diferencia en la factura de la luz al elegir una bombilla u otra.

Al comprar una bombilla es recomendable tener en cuenta diversos factores cómo el color de la luz, ya que la luz que emitirá será amarillenta o blanca en función de los diferentes tipos y tecnologías existentes. Su intensidad, dependerá de la actividad prevista en la zona iluminada y del número de fuentes de luz. La eficiencia, que son los vatios (w) que consumen los diferentes tipos de bombillas. Y la vida útil, que se refiere al tiempo que dura cada tipos de bombillas.

Tipos de bombillas

Hoy en Hogarlowcost.es queremos explicaros los distintos tipos de bombillas que normalmente son utilizadas en los hogares, con sus ventajas y desventajas, para que sepáis elegir las bombillas y su respectiva iluminación de forma adecuada para todas las estancias de vuestro hogar y poder ahorraros en electricidad un buen dinerito.

Lamparas incandescentes

La luz se produce al calentar un filamento, que produce energía en forma de luz, un 5%, y calor 95% simultáneamente. Estas bombillas suelen gastar demasiada energía, viéndose reflejada posteriormente en la factura de la luz. Ademas este tipo de luminarias tienen muy poca vida útil a cambio de un precio muy pequeño.

Poco a poco, se han ido retirando del mercado, dando paso a nuevas soluciones que ofrecen el mismo resultado en cuanto a luminosidad, pero con un consumo más reducido, por lo que todo son beneficios. ¿Tenéis alguna puesta en casa?

Lamparas halógenas

También conocidas como ojos de buey o dicroicas , son pequeños focos de mucha potencia y su rendimiento es ligeramente mejor a las incandescentes. La luz que desprenden estos tipos de bombillas es especialmente natural y se encienden de forma instantánea. Las lamparas modernas de este tipo consumen hasta un 40% menos que las anteriores dando la misma cantidad de luz.

En cuanto a su vida útil, es un poco superior a las incandescentes al igual que su precio, suele ser de dos mil horas. Por último tenéis que tener en cuenta que las bombillas halógenas sí emiten calor.

Bombillas LED

Son las siglas de Light Emitting Diode. Las bombillas LED son las más consecuentes con el medio ambiente, ya que suponen una opción ecológica a la vez que eficiente. Esto se debe no emiten tanto CO2 en el medio ambiente como otros tipos de bombillas, y además no presentan tugsteno ni tampoco mercurio. También aporta mas brillo que una incandescente y la luz no se concentra en un solo punto, se reparte al estar compuestas por muchos diodos leds en su interior.

Normalmente cuando se habla de una bombilla led son todo ventajas salvo el precio, que suele ser mas caro que el del resto de bombillas pero su vida útil puede que sea responsable del elevado precio, ya que de largo supera a todas las anteriores, unas 50.000 horas de uso, o lo que es lo mismo, unas 50 veces más que la bombilla incandescente. Además el ahorro en cuanto al consumo es muy significativo y relevante, ya que estaréis consumiendo alrededor de un 80% menos que cualquier otra bombilla tradicional incandescente.

Fluorescentes

Es una tecnologia bastante eficiente, debido a la combinación de gases y sales que emiten luz cuando circula una corriente por el mismo. Consumen hasta un 80% menos que una bombilla incandescente aportando la misma luz.
La vida de un tubo fluorescente puede variar según el tipo de tubo y de donde este montado, pero suelen durar entre 6 y 20 veces mas que una lampara incandescente.

Por el contrario podemos deciros que tardan un tiempo en dar el máximo de la potencia lumínica y el encendido y apagado repetido puede afectar negativamente, un uso eficiente sería ponerlo en un lugar donde tenga que estar encendido mucho tiempo ininterrumpido.

Bombillas de ahorro

Son las conocidas como las bombillas de bajo consumo. Básicamente es un tubo fluorescente pero con la forma de la bombilla, con lo cual tienen las mismas ventajas y desventajas que los tubos fluorescentes. Tienen una vida útil de entre seis mil y diez mil horas, y consumen un 80% menos que las bombillas tradicionales.

Al igual que los tubos fluorescentes no son recomendables para utilizar en estancias de paso. Esta recomendación atiende a la vida útil de estos tipos de bombillas y a que suele tardar unos segundos antes de ofrecer toda la potencia de su iluminación.