El futuro no se puede controlar, pero se puede proteger

El futuro no se puede controlar, pero se puede proteger

En una economía doméstica, más allá de los gastos fijos mensuales (Hipoteca / Alquiler, Alimentación, Luz, Gas, Agua…) contamos con recibos extraordinarios que, salvo una buena planificación financiera, pueden suponer un verdadero contrapié para llegar holgados a fin de mes. Uno de estos gastos extraordinarios es el seguro de vida. Si alguna vez has pensado…

Leer el artículo →
El futuro no se puede controlar, pero se puede proteger

El futuro no se puede controlar, pero se puede proteger

En una economía doméstica, más allá de los gastos fijos mensuales (Hipoteca / Alquiler, Alimentación, Luz, Gas, Agua…) contamos con recibos extraordinarios que, salvo una buena planificación financiera, pueden suponer un verdadero contrapié para llegar holgados a fin de mes. Uno de estos gastos extraordinarios es el seguro de vida. Si alguna vez has pensado…

Leer el artículo →